7 razones por las que los pulgones siguen regresando (y cómo detenerlos)

¿Estás cansado de lidiar con pulgones en tus plantas cada temporada? ¿No importa cuánto intentes, siempre regresan? No te preocupes, no estás solo. Las infestaciones de pulgones son un problema común para los jardineros, pero no todo está perdido. En este artículo te presentamos 7 razones por las que los pulgones siguen regresando y cómo detenerlos de una vez por todas. Aprende a prevenir y controlar estas plagas para que tus plantas puedan crecer sanas y fuertes.

Los jardineros han estado luchando contra los pulgones desde los albores de la agricultura. Estos piojos de plantas de cuerpo blando son una de las plagas más prolíficas, dañinas y molestas que habitan en un jardín. Los tratas, los eliminas, los erradicas de tus plantas, pero de alguna manera regresan, entonces, ¿por qué siguen regresando los pulgones?

Los áfidos solo viven alrededor de un mes, pero durante ese tiempo se reproducen constantemente. Por cada pulgón, puede esperar que hasta 100 más tomen su lugar. Las razones principales por las que los áfidos siguen regresando es por su reproducción constante, su capacidad para esconderse y su capacidad para trasladarse a nuevas plantas.

El control de plagas, especialmente de pulgones, no es un asunto de una sola vez. ¡Sigue leyendo para descubrir las 7 razones por las que siguen regresando, así como algunas formas en las que puedes tratar de repelerlos!

* Esta publicación contiene enlaces afiliados.

1. Los áfidos se reproducen constantemente

7 razones por las que los pulgones siguen regresando (y cómo detenerlos)

Mientras se destaca y admira las hermosas plantas que crecen en su jardín, ve tomates carmesí maduros para la cosecha, sus plantas de papa son altas y fuertes, los frijoles y los guisantes lo provocan con vainas regordetas de delicias, y sus pepinos están arrugados y cubiertos con diminutos puntos verdes

(Grabar cero) Espera, ¿qué…?

Esos malditos áfidos que trataste hace unas semanas están de regreso para vengarse y causar caos en tus preciados vegetales una vez más. Apretando los dientes, comienza a tratarlos una vez más y se pregunta por qué los pulgones siguen regresando y cómo puede evitar que vuelvan a aparecer.

Los áfidos son tan prolíficos que si se reprodujeran sin control, en perfectas condiciones, podrían crear miles de millones de áfidos en una sola temporada de jardín. Cuando esté trabajando para deshacerse de estas plagas, lo más probable es que tenga que tratarlas una y otra vez.

Lo que pasa con los pulgones es que tienes que cuidarlos antes de que ocurra una infestación en toda regla. Una vez que los áfidos tengan varias generaciones y se hayan propagado de una planta a otra, será mucho más difícil controlarlos.

Los áfidos han existido mucho más tiempo que los humanos y han desarrollado algunas formas furtivas de sobrevivir a lo que sea que les arrojemos. Aquí hay varias razones por las que los áfidos regresan después de tratarlos.

Vida útil promedio de áfidos

El promedio de vida de un pulgón es de dos a cinco semanas, mucho más que la efímera promedio, que solo vive unas 24 horas, pero durante ese tiempo, los pulgones pueden crear varias generaciones nuevas.

Lo más probable es que los pulgones que ves en tus plantas sin una lupa sean los adultos que de todos modos no les queda mucho tiempo de vida. Entonces, cuando los estés tratando, es posible que te falten las ninfas o los huevos. La mayoría de los tratamientos naturales, como el aceite de neem y las soluciones de jabón, solo funcionan mientras están húmedos.

Esto deja a los bebés y los huevos sosteniendo la antorcha de la reproducción. Pueden restablecer rápidamente una abundante colonia de pulgones, dejándote frustrado y teniendo que rociarlos una vez más para mantener vivas tus plantas.

2. Los áfidos nacen embarazados

Eso suena como algo de un libro de ciencia ficción aterrador, pero es verdad. Estos piojos de las plantas pueden reproducirse sin ambos sexos. Las hembras pueden dar a luz a más hembras que a su vez ya están preñadas cuando nacen.

Esta reproducción asexual crea clones de la madre y es una de las razones por las que las infestaciones de áfidos parecen ocurrir de la noche a la mañana. Los áfidos pueden dar a luz a nuevos clones vivos de sí mismos cada dos horas.

Estos insectos tampoco tienen que esperar a que los huevos eclosionen porque estos clones femeninos nacen vivos y listos para comer, lo que daña sus plantas. Una sola hembra puede dar a luz alrededor de 100 ninfas vivas de pulgón más durante su vida.

Luego, en tan solo siete días, estarán listas para dar a luz a otras 100 crías. Como puede ver, son máquinas reproductoras que pueden abrumar rápidamente a plantas sanas en un período muy corto.

¡Los áfidos pueden dar a luz a nuevos clones vivos de sí mismos cada dos horas!

Podrías hacer los cálculos bastante rápido y ver que una generación de áfidos puede crear… veamos, llévate uno y obtendrás… ¡una tonelada de nuevos áfidos listos para devorar tu jardín!

3. Todavía hay huevos de áfidos en su jardín de la temporada anterior

7 razones por las que los pulgones siguen regresando (y cómo detenerlos)

La vida útil de un pulgón es bastante complicada. Las hembras pueden comenzar rápidamente su infestación al dar a luz clones vivos de sí mismas. De esta manera pueden crear una explosión demográfica exponencial, pero también pueden poner huevos.

Cuando un pulgón hembra pone huevos, pueden contener machos y hembras. Es todo muy complicado además de enrevesado, pero como puedes ver, es por eso que pueden ser tan prolíficos y difíciles de eliminar por completo.

A medida que la temporada se calienta, algunos de los huevos comienzan a crear pulgones macho. Aunque las hembras pueden reproducirse por sí mismas, necesitan a los machos para mantener la especie después del invierno.

Cuando los machos y las hembras se aparean, crean huevos que pueden pasar el invierno, lo que da lugar a una nueva población de pulgones en la primavera. Y el ciclo continúa.

Estas hembras, llenas de huevos de invierno, intentan ponerlos en plantas perennes que volverán después del invierno para que, como Lázaro, los pulgones resuciten de entre los “muertos”. Esa es solo otra forma en que continúan regresando después de luchar contra ellos.

4. Los áfidos tienen una mayor probabilidad de reproducirse a principios de la primavera

Los pulgones no solo tienen la espeluznante capacidad de dar a luz a clones ya preñados, sino que también pueden crear huevos que pueden transformarse en machos. Si pensabas que ese era el alcance de su arsenal de reproducción, prepárate para otra evolución loca.

De acuerdo con la Departamento de Conservación de Misuri, Los huevos de pulgón que eclosionan después del invierno son todas hembras que pueden reproducirse asexualmente. Estas crías nacidas vivas son clones exactos de la madre pulgón. Más adelante en la temporada, los áfidos nacen con alas en forma masculina y femenina que luego ponen huevos que pueden pasar el invierno hasta la próxima primavera.

Durante la mitad o el final de la temporada de crecimiento, cuando una planta se llena demasiado para sostener la enorme colonia de pulgones, sus hormonas comienzan a crear pulgones hembra alados. Estos poderosos áfidos mutantes luego vuelan a nuevas plantas para comenzar el ciclo nuevamente.

Así que ahora hay hembras voladoras que saltan de planta en planta, arrojando nuevos clones de sí mismas que luego pueden iniciar aún más clones, pero a medida que se acerca el otoño, las hembras aladas comienzan a producir más machos; estos también tienen alas.

Cuando el pulgón chico y la pulgón chica se juntan, como hemos visto, crean súper huevos que pueden resistir el duro y frío invierno. ¡Estas son algunas plagas verdaderamente ocupadas, asombrosas y difíciles de controlar!

5. Otros insectos están trayendo pulgones

Algunos científicos han observado un comportamiento en los pulgones que les ayuda a sobrevivir mejor mientras se mueven de una planta a otra. Cuando un pulgón adulto se cae de una planta y es arrastrado por el viento, el agua u otras razones, los pulgones más pequeños, débiles y lentos pueden saltar sobre la espalda del adulto mientras corre hacia una nueva planta.

Cada vez que los pulgones adultos se desprenden de una planta, los bebés que se han caído intentarán treparse a los insectos más grandes. Los pulgones ya son bastante pequeños, pero las ninfas son casi imposibles de ver a simple vista. Si se caen de su refugio, es posible que no regresen a una planta antes de que caduquen.

Un pequeño guijarro es como una montaña para los pulgones bebés, y la próxima planta podría parecer que está en el siguiente estado. Las ninfas son más lentas y débiles, e incluso podrían morir de hambre antes de llegar a su próxima comida.

Para resolver este problema, intentarán subirse a los adultos más grandes y rápidos. Como hemos visto, solo se necesita un pulgón en una planta para crear una infestación que puede arruinarla por completo.

6. Los áfidos sobreviven moviéndose a nuevas plantas

7 razones por las que los pulgones siguen regresando (y cómo detenerlos)

Los áfidos no tardan mucho en invadir una planta y convertirla en una cáscara de papel. Cuando la planta huésped original ya no puede sustentar una población masiva de áfidos, algunos se mudan a nuevas plantas.

Pueden hacer esto brotando alas y volando, o simplemente pueden dejarse caer y trepar a otra planta que sostendrá una nueva colonia. Como son tan pequeños y pueden esconderse en lugares diminutos, es posible que notes la planta infestada, la trates y creas que has hecho el trabajo.

Avance rápido una semana o dos y, de repente, una nueva planta en su jardín se ve horrible y ve las temidas motas moviéndose lentamente en el tallo y debajo de las hojas. ¡Ahora tienes que tratar estas plagas una vez más porque se mudaron antes de que pudieras deshacerte de la colonia original!

7. Los áfidos están usando tu jardín como escondite

¡Estamos aprendiendo más y más sobre los áfidos, lo que esperamos nos brinde más herramientas para lidiar con esta amenaza del jardín!

Otro rasgo evolutivo que hemos descubierto recientemente es que algunos pulgones pueden sentir cuándo se acercan los depredadores. Luego pueden esconderse para protegerse.

Los áfidos no solo tienen que preocuparse por las mariquitas, las larvas de crisopa, los sírfidos y otros insectos depredadores, sino que a veces son consumidos por accidente. Los animales que pastan como ciervos, vacas, cabras y ovejas pueden comer pulgones accidentalmente mientras comen las plantas en las que habitan los pulgones.

Parece que algunos pulgones han desarrollado la capacidad de detectar mamíferos de sangre caliente. Puede ser un rasgo similar a los mosquitos y las garrapatas que pueden detectar dióxido de carbono en el aire, que es un subproducto de la respiración de los mamíferos.

Esto significa que los pulgones pueden detectar cuándo vamos a eliminarlos de nuestras preciadas verduras y plantas ornamentales. Seguramente todos ellos no pueden esconderse en el mismo lugar, y tal vez no puedan moverse tan rápido como algunos, por lo que cuando tratemos los pulgones visuales, podríamos caer en una falsa sensación de finalización.

Hemos rociado los pulgones visuales y nos sentimos bien, solo para encontrarlos nuevamente en unos días porque algunos pudieron detectar el peligro que se avecinaba y se escondieron. Una vez que la costa estuvo despejada, salieron de sus escondites y comenzaron nuevamente su programa acelerado de alimentación y reproducción.

Los áfidos también pueden esconderse en pequeñas grietas, hendiduras y rincones de las plantas. Las diminutas ninfas pueden meterse en lugares aún más pequeños.

Algunas plantas ofrecen escondites casi ilimitados, como el brócoli, el repollo, la lechuga y otras verduras de hoja. Una forma de combatir los pulgones que se esconden es inspeccionar continuamente sus plantas. Mire de cerca sus plantas en la parte inferior de las hojas, alrededor de un nuevo crecimiento o en las pequeñas grietas donde los insectos pueden esconderse.

Hacer esto cada dos días ayudará a notar cualquier cosa fuera de lo común y tal vez pueda detener a los áfidos antes de que puedan crear una explosión demográfica. Unos pocos pulgones son más fáciles de tratar que millones.

Cómo evitar que los pulgones regresen a su jardín

Ahora ya sabes por qué los pulgones siguen volviendo después de que los cuidas. La siguiente pregunta a responder es: «¿Qué se puede hacer, si es que se puede hacer algo, para prevenir los áfidos en primer lugar?»

Cuando se trata de plagas de insectos, hay muy pocos pasos, si es que hay alguno, que se deben tomar para prevenir al 100% los insectos destructivos. Pero tenemos algunas formas que reducirán drásticamente la probabilidad de una infestación de áfidos.

Tal vez no puedas deshacerte de ellos por completo o evitar que aparezcan, pero con los pasos correctos, podrás evitar que se conviertan en un problema.

Mantenga sus plantas saludables

7 razones por las que los pulgones siguen regresando (y cómo detenerlos)

La presencia de pulgones puede ser un indicador de mala salud de las plantas. Al igual que los mamíferos depredadores que buscan a los débiles y heridos en la naturaleza, los insectos plaga a menudo se sienten atraídos por las plantas que no están dando lo mejor de sí. Las plantas sanas y vigorosas también pueden combatir infestaciones moderadas de insectos como los áfidos, así que haz todo lo posible para mantenerlas fuertes y saludables.

Las plantas que están sufriendo sequía, que están fertilizadas en exceso o que ya están comenzando a fallar, a menudo atraerán a los áfidos que buscan una comida fácil. Las plantas que se marchitan por falta de agua tienen una savia concentrada más atractiva a la que acuden los áfidos. La savia concentrada será más dulce y tendrá más nutrientes de los que quieren los pulgones.

Asegúrese de regar regularmente sus plantas en momentos de necesidad. Mientras los riegas, si ves pulgones, puedes usar la manguera para rociarlos. Tendrás que hacer esto varias veces para asegurarte de que los hayas conseguido todos, pero es una forma de evitar que invadan tu jardín.

Todos sabemos que los fertilizantes son excelentes para las plantas; desafortunadamente, fertilizarlas en exceso, especialmente con un alto contenido de nitrógeno, puede atraer plagas como los áfidos. Todavía puede agregar alimentos para sus plantas, especialmente si lo necesitan, solo busque tipos totalmente naturales y alimentos vegetales de liberación lenta.

Cubrir sus plantas e incluso las plantas de su jardín ayuda de muchas maneras. Ayuda a retener la valiosa humedad para que no tenga que regar tanto, ayuda a prevenir las malas hierbas (otra forma en que los áfidos pueden llegar a su vegetación) y crea otra barrera que los áfidos rastreros tienen que cruzar para llegar a sus plantas.

Plantar para repeler pulgones

La mayoría de las plagas del jardín comienzan alrededor del perímetro de su jardín o macizos de flores y se abren paso hacia el centro. Hay muchas plantas que funcionan para repeler plagas, así que siga adelante y coloque una barrera perimetral natural de plantas repelentes alrededor de su jardín.

Muchas plantas tienen olores que los pulgones y otros insectos odian, mientras que otras plantas pueden atraer a los depredadores de pulgones. Plantarlos alrededor del borde exterior de su jardín ayudará a evitar que ocurran infestaciones si se hace antes de que los pulgones sean un problema.

Aquí hay una lista de plantas que repelen los pulgones:

  • Ajo
  • Cebollas y otras de esta familia (cebollino, puerro, cebolleta, etc.)
  • hierba gatera
  • hierbabuena
  • Hierbas aromáticas como (eneldo, hinojo, albahaca, perejil, cilantro, orégano, romero, menta, cilantro, tomillo, mejorana,
  • caléndulas
  • Alliums
  • Lavanda

Plantar algunas de estas plantas alrededor de su jardín ayudará a evitar que los áfidos lleguen a las plantas preciadas. Algunos incluso se pueden agregar al jardín como plantas de compañía.

Tome la albahaca, por ejemplo, combina bien con los tomates y los pimientos para repeler las plagas, invitar a los insectos depredadores y mejorar el sabor de ambos vegetales.

Las cebollas funcionan bien con plantas de la familia de las coles, como la col rizada (que puede ofrecer muchos lugares para que los áfidos se escondan), la col, las coles de Bruselas y el brócoli.

Para aumentar las habilidades de disuasión de áfidos de estas plantas, plante un perímetro alrededor de su jardín de algo que no les guste a los áfidos, luego plante ajo, hierbas y cebollas para mostrarles a los insectos que no están invitados.

Usted leyó nuestra lista completa de olores que los pulgones odian aquí para obtener más información sobre cómo usarlos!

Cultiva algunas plantas trampa para áfidos

Aunque algunas de las plantas trampa más famosas pueden ser la Venus atrapamoscas y la planta de jarra, estas son plantas tropicales que necesitan mucha agua y humedad. Las plantas trampa de las que estamos hablando son plantas que dejas que los pulgones mastiquen para que no entren en tus vegetales o jardines ornamentales.

El EPA de los Estados Unidos nos informa que A los áfidos les gusta comer cultivos trampa como la caléndula y las capuchinas más que sus vegetales, por lo que puede usar esas plantas para mantener alejados a los áfidos. Además, las flores de las plantas atraen insectos beneficiosos que comen pulgones.

Estas plantas son como dulces para los pulgones. Al igual que alguien que prefiere comer dulces en lugar de vegetales nutritivos, ¡los áfidos golpearán estas plantas trampa primero!

Estas plantas suelen ser fáciles de cultivar, económicas y crecen rápido, por lo que no será tan doloroso cortarlas o arrancarlas de raíz para deshacerse de los pulgones.

Aquí hay una lista de plantas trampa que puede instalar en su jardín para atraer pulgones y luego deshacerse de esos bichos desagradables:

  • Capuchina
  • Caléndula
  • Mostaza
  • Girasoles
  • dalias

Lo que hace es permitir que los áfidos se establezcan en estas plantas trampa, luego cortarlas o arrancarlas y deshacerse de ellas, con los áfidos y todo. Puede compostar estas plantas, pero deberá asegurarse de que la temperatura en el compost sea lo suficientemente alta como para «cocinar» los insectos.

Este fascinante artículo publicado en PLoS Biología por varios investigadores brillantes encontraron que una especie específica de áfidos, los áfidos toscanos, tiene un gen específico que puede verse afectado por las altas temperaturas.

Específicamente, descubrieron que la exposición de estos áfidos a una temperatura de 95 grados Fahrenheit durante un mínimo de 4 horas resultó en la «esterilización» de los áfidos, lo que significa que no podían reproducirse.

Si bien el alto calor no los eliminó, ¡puede ser una solución maravillosa para los áfidos de su jardín, independientemente de la especie!

Entonces, su proceso podría verse así: Planta trampa -> compost -> tomar el sol.

La pila de compost debe estar lo suficientemente lejos del jardín para que los áfidos puedan regresar corriendosin importar si pueden reproducirse.

Una forma más fácil es sellar los áfidos y las plantas infectadas en bolsas de plástico y desecharlas en la basura. También puedes dejar caer toda la planta en un balde de agua jabonosa. El jabón romperá la cubierta exterior de los áfidos y evitará que floten hacia la parte superior y se escapen.

Cuando elimine las plantas, asegúrese de que los áfidos no se caigan y se escapen. Como sabemos, un solo pulgón puede crear generaciones de clones en poco tiempo.

Los aceites esenciales son eficaces para disuadir a los áfidos

7 razones por las que los pulgones siguen regresando (y cómo detenerlos)

Si no quiere tomarse la molestia de plantar más vegetación dentro y alrededor de su propiedad, puede usar aceites esenciales para prevenir los pulgones.

Al igual que las hierbas de olor fuerte que mantienen alejados a los áfidos, el mismo principio funciona con los aceites esenciales. Todo lo que tiene que hacer es agregar unas gotas de aceites esenciales concentrados en una botella de agua con atomizador y rociar los pulgones directamente o rociar las plantas de las que desea mantener alejadas a las plagas.

Estos aceites esenciales tienen los olores que los pulgones detestan:

  • Cilantro
  • Menta
  • Clavo
  • Orégano
  • Hinojo
  • Lavanda
  • Enebro
  • Romero
  • Tomillo

Para una poción de aceite esencial súper repelente y eliminadora de áfidos, agregue dos o tres gotas de aceite de clavo, romero, menta y tomillo cada uno a su botella de spray. Agite vigorosamente, luego rocíe los pulgones directamente o donde no quiera que vayan.

Tendrás que rociar las plantas periódicamente porque el fuerte olor se desvanecerá después de unos días o después de una lluvia torrencial. La mezcla de aceites esenciales no dañará tu vegetación siempre y cuando no uses el concentrado directamente sobre las plantas o crees una solución que sea demasiado fuerte.

La tierra de diatomeas puede deshacerse de los pulgones

Otro preventivo y eliminador natural, seguro para los humanos y alimentario es el uso de tierra de diatomeas. Este polvo son criaturas marinas microscópicas fosilizadas que funcionan creando pequeños cortes en los insectos que lo atraviesan.

Los pequeños cortes hacen que los insectos se deshidraten fatalmente. Funciona en pulgones y muchas otras plagas comunes de jardín. Puede desempolvar los insectos que ve o dejar una barrera alrededor de las plantas que no quiere que se infesten con estas plagas.

La tierra de diatomeas es segura para humanos y animales, pero es posible que desee usar una máscara contra el polvo o una máscara con filtro de partículas (N-95) cuando la esparza porque algunas marcas pueden contener pequeños rastros de sílice que pueden irritar los pulmones. Si lo está esparciendo alrededor de frutas y verduras, debe buscar tierra de diatomeas de calidad alimentaria como Grado alimenticio de tierra de diatomeas HARRIS marca.

Al igual que con los aceites esenciales, tendrás que volver a aplicar la tierra de diatomeas después de la lluvia o después de varios días, ya que perderá su eficacia a medida que se humedezca.

Invita a algunas mariquitas al jardín

7 razones por las que los pulgones siguen regresando (y cómo detenerlos)

Además de sírfidos, crisopas, avispas depredadoras, arañas, pájaros, etc. La mejor manera de lidiar con los pulgones es con sus depredadores naturales. Todas las criaturas antes mencionadas se darán un festín con los pulgones, así que no tienes que hacer mucho para tratarlos.

Para invitar a estos depredadores de áfidos a su jardín, debe hacer que su área sea atractiva para ellos. Ciertas plantas atraerán las formas adultas de sírfidos, mariquitas (o mariquitas) y crisopas, cuyas larvas evitarán que las poblaciones de áfidos crezcan lo suficiente como para dañar sus cultivos

Las plantas que atraen a estos insectos depredadores son el encaje de la reina Ana, el eneldo, la milenrama, los allium, la verbena, la lavanda, el áster, el sedum, la coreopsis y las caléndulas. Plantéelos dentro y alrededor de su jardín para incorporar los reguladores de áfidos de la naturaleza.

O, diablos, puedes simplemente comprar NaturesGoodGuys – Mariquitas vivas ¡e introdúcelos en tu jardín! Aún debe poner plantas amigables con las mariquitas en su jardín para mantenerlas cerca.

Una cosa a tener en cuenta al invitar insectos benéficos a su jardín, una vez que los deje patrullar su vegetación, tendrá que ser muy diligente para no usar pesticidas o productos que los destruyan. Traiga a los bichos buenos y déjelos hacer su trabajo.

¡El fin!

Ahora ya sabes por qué los pulgones siguen volviendo a tus jardines. Son extremadamente prolíficos, pueden esconderse y transformarse de un tipo de pulgón a otro, los huevos pueden soportar el invierno y pueden moverse de una planta a otra.

Al emplear uno o más de los métodos de prevención mencionados, como atrapar plantas, tierra de diatomeas, aceites esenciales o atraer depredadores beneficiosos, puede mantener a raya a los pulgones. O al menos, puede mantener su número bajo control para que no dañen permanentemente sus plantas.

Referencias:

Li, Jin Jin, et al. “Defensa de las flores de piretro: repeler herbívoros y reclutar carnívoros mediante la producción de feromonas de alarma contra pulgones”. Nuevo fitólogo 223.3 (2019): 1607-1620.

Goggin, Fiona L. «Interacciones planta-áfido: perspectivas moleculares y ecológicas». Opinión actual en biología vegetal 10.4 (2007): 399-408.

Pickett, JA, et al. «Señalización del estrés de las plantas: comprensión y explotación de las interacciones planta-planta». Transacciones de la Sociedad Bioquímica 31.1 (2003): 123-127.

Nottingham, Stephen F. y JIM Hardie. «Comportamiento de vuelo del pulgón del frijol negro, Aphis fabae, y el pulgón del repollo, Brevicoryne brassicae, en el olor de la planta huésped y no huésped». Entomología fisiológica 18.4 (1993): 389-394. Dunbar, HE, Wilson, ACC,

Ferguson, NR y Moran, NA (2007). La tolerancia térmica de los áfidos se rige por una mutación puntual en los simbiontes bacterianos. PLoS biología, 5(5), e96.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario