Mi fotógrafo favorito, al completo

ASFAE descubrió a Daido Moriyama, fotógrafo callejero.

fot_fav_daido_moriyama_01En la sesión de fotografía de ayer, nuestro compañero, Álvaro, nos presentó la obra de Daido Moriyama, su fotógrafo fetiche por excelencia.

Fotógrafo japonés  influenciado por la situación que tuvo que vivir, una postguerra muy marcada en el Japón que le vio nacer.

Se llama así mismo, «Perro Callejero», todos los días, rastrea el barrio de Tokio donde reside desde hace más de 40 años. Y día tras día, deambula, sin rumbo, con sus dos únicos acompañantes, un cigarro en una mano, y su inseparable cámara compacta en la otra.

Fotografía el mundo que le rodea, su caos personal, su forma de ver la vida. Capta el momento, ese instante jamás irrepetible. La esencia del día a día. Para él, el mundo es fragmentado, caótico, áspero, implacable y muy, pero muy real.

Famoso por su fotografía en blanco y negro, altamente contrastada, a veces torcida, a veces desenfocada, todo vale, nada importa. Lofot_fav_daido_moriyama_02 único que cuenta es captar ese momento, ese instante tan efímero y volátil. Ese momento que ya pasó, y que él capta con su cámara en mano siempre a punto y dispuesta. Ese momento en el que él fue partícipe. Su momento.

Camina sin prisa pero sin pausa. Observa todo lo que hay a su alrededor, día tras día, pero siempre es diferente, siempre es distinto. Y de repente, algo le hace reaccionar, y entonces dispara, inmortalizando la escena, robándole el tiempo a la vida.

Fuma un cigarro sin hacer pausa; sigue su camino y dispara, una y otra vez, una y otra vez.  Y al final se agotan los rollos de película que se ha llevado para el día.

fot_fav_daido_moriyama_03Daido nos muestra un Tokio vivo, una realidad cruda pero intensa, una forma de ver la ciudad desde sus propias entrañas.

Más info

daido moriyama

 

2009.05 Logo_peque

copyright © Asfae